Acceso Usuarios
facebook
Blog

photographers

Last Comments

History

« November 2017 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Nube de etiquetas

Tres, tres, tres

Sunday, 24 March 2013      José Antonio de Lamadrid
DL033D021blogtres
Alejandro, Álvaro y Jaime tienen 18 años y son hermanos trillizos con autismo, un complejo desorden neurológico que afecta alrededor de 1 cada 166 niños en el mundo.
Los niños afectados por el trastorno del espectro autista pueden tener una gran variedad de síntomas que incluyen problemas de comunicación y las habilidades sociales., y los hace incapaces de mantener normales relaciones sociales.
Álvaro, Jaime y Alejandro y sufren diferentes grados de autismo, se definen como autistas sabios, ya que tienen habilidades muy específicas desarrolladas.
Sus padres Noelia y Jaime, nos cuentan que a partir de los 12 meses de edad empezaron a hacerse notables las diferencias con el resto de niños, no atendían a las llamadas y no señalaban cosas que llaman la atención o les interesan, un avión en el cielo, un perro ladrando, un dulce que quieren comer.Viven en un mundo aislado y repetitivo del que no saldrán en toda su vida.


Three, three, three

Alejandro, Álvaro and Jaime are 18 years old brothers, they were born triplets with autism, a complex neurological disorder that affects about 1 in 166 children in the world.
Children affected by autism spectrum disorder can have a wide variety of symptoms including problems with communication and socialization skills.
And makes them incapable of normal social relation ships.Álvaro, Jaime and Alejandro suffer diferent degrees of autism, they are defined as autistic wise, as they have very specific skills developed.
Alejandro, is a great artist and he is able to perform from the age of six puzzle of 1000 pieces in hours.
Álvaro, always carries in his hands something that he calls inventions, figures created from clay or pieces as, combs, scissors for paper or something that he likes, Jaime has a great memory, able to recall specific calendar dates and names literally, is the spokesperson of the three.They live in an isolated and repetitive world, which they will never leave on their life.
 

Roperos vergonzosos

Thursday, 21 February 2013      Lolo Vasco
Es invierno, es temprano, es jueves y hace frío.
En la sevillana calle Feria, se dan cita un elenco de personajes inclasificables, para vender todo lo que puedas imaginar y lo que nunca pensaste que encontrarías: es el mercadillo semanal del subrrealismo, “El Jueves”.

Es el rastro del reciclaje, de la oportunidad, de la sorpresa, del trueque y del regateo.

Las aceras llenas de mantas, llenas de objetos rescatados de vete a saber qué rincón olvidado.
Revistas descatalogadas, azulejos sueltos, barbies desnudas, trajes de toreros, la colección completa de “El hombre y la Tierra”, cucharas de plata, pegatinas de la Expo´92, llaves gigantes, libros de Neruda y Machado al peso, vasijas romanas, un calendario de 1985, postales dedicadas, ruecas de hilar, mecheros, sartenes, vinilos y lámparas, …Es un apasionante museo interminable de reliquias, que se derrama por algunas calles aledañas.

De entre toda la oferta, me llama la atención un trozo de acera muy concurrido.

Junto a la Tostaíta veloz, con desayunos muy recomendables, una montaña de ropa de segunda mano es la atracción del mercado. Es “el puesto de la Moda”, dice su vendedora, “todo lo que se ha llevado durante muchas temporadas está aquí”.

Faustina asegura que la crisis está quitando muchas tonterías: “ahora vendo 3 veces más”.

La conversación me invita a reflexionar sobre los roperos vergonzosos que tenemos, llenos de pantalones, faldas, camisas, zapatos y bolsos casi por estrenar. Caprichos de cuando nos creíamos ricos.

La crisis nos está arrastrando a una cura de humildad muy sana.
 

Bluephoto en la Cárcel

Tuesday, 19 February 2013      Susana Girón

Hoy hemos compartido nuestras imágenes con algunos de los reclusos de la Institución Penitenciaria Sevilla 2. Un largo pasillo decorado con grecas naranjas y algunas puertas con barrotes nos conducen al aula de cultura. Lolo Vasco, Charo Corrales y Susana Girón en representación de Bluephoto, hemos sido invitados por la ONGD Solidarios para el Desarrollo, para hablar de nuestro trabajo como fotodocumentalistas. Un aula llena de personas que podríamos ser cualquiera. Es inevitable que surja la pregunta que todo el mundo quiere hacer pero nadie quiere preguntar: “¿Qué habrá hecho este chico tan majo para estar aquí?”.

Algunos de ellos nos confiesan que de niños soñaron con ser fotógrafos. La lamentable realidad era que las jeringuillas abundaban más en sus casas que las cámaras fotográficas…, no había mucho espacio para que el azar determinara una realidad diferente. Se interesan por los protagonistas de las fotografías, reviven esos mundos que un día ellos habitaron, se contagian de ganas de ver más allá de ese muro blanco con alambre de espinos que no deja ver nada. Educadísimamente intercambiamos informaciones sobre nuestros mundos. A ellos les interesa tanto el allá afuera como a nosotros el aquí adentro. Y surge una empatía instantánea donde todos quedamos con ganas de más. “¿Y cómo es la vida en la cárcel?, ¿y viajas sola para hacer los reportajes?, ¿os tratan bien los funcionarios?, ¿Dónde puedo encontrar alguno de vuestros libros de fotografía?, ¿Cuánto te queda de condena?, ¿retocáis mucho las fotos?, ¿Vais a volver? Yo comienzo la semana que viene el tercer grado. Llevo aquí 13 años. Tengo 30 años, cuatro hijos y una maravillosa mujer que me espera fuera. Mi única meta es encontrar trabajo, ser una persona normal, ayudar a mi mujer que ha soportado mi ausencia todos estos años.”

Son las 7 de la tarde, hora de ir a cenar. Se acaba el tiempo. Todos nos quedamos con ganas de más. Estrechamos las manos, nos deseamos suerte mutua. Ellos agradecidos por haberles regalado nuestro tiempo. Nosotros agradecidos y emocionados de compartir por un rato aquellas vidas y espacios que sólo vimos en las películas. Sin duda salimos ganando en el cambio. “Mucha suerte tíos, mucha suerte.”

 

La coca es femenino

Tuesday, 22 January 2013      Susana Girón

Son mujeres fuertes, luchadoras, sacrificadas. Cultivan la hoja de coca desde niñas, igual que lo hicieron sus madres, y las madres de sus madres. El consumo tradicional de la hoja de coca pervive a través de los siglos y las generaciones en Bolivia. Las mujeres son parte importante de este proceso.

La mujer boliviana corea la tierra, la prepara para el cultivo, siembra, cosecha, prepara y vende la hoja de coca. Dedica a estas tareas más de 10 horas al día. Cuando llega la tarde apenas hay energía para más que preparar la cena y atender la casa. La mayoría de ellas carece de seguro o seguridad social y así, se ven obligadas a trabajar en la recolección de hoja de coca hasta avanzada edad, cuando apenas si pueden caminar, pues de esas hojas sagradas proviene el único ingreso económico para ella, incluso para su familia.

Muchas enviudaron, tienen nietos a su cargo y sacrifican sus últimos brotes de lucidez y fuerza en los cocales. Se sorprenden de que algunos piensen que, algo tan natural y puro como la hoja de coca, pueda confundirse con droga. Ellas mascan coca desde niñas, como el que bebe un café, para aclimatarse a la altitud o rendir más en el trabajo. El consumo tradicional de la hoja de coca es algo tan natural en Bolivia como respirar. Más allá, la coca marca el ritmo de la vida, las costumbres y las tradiciones.

No se puede concebir una vida sin coca que mascar o cultivar. Ellas son las hijas de la niebla, las que se adentran cada mañana entre las brumas de recónditos valles de montaña para recolectar las diminutas hojas.

 
© BluePhoto 2011 | Legal Advise | Design | Developer