Acceso Usuarios
facebook
Carnaval del Diablo
Riosucio es una ciudad colombiana, diminuta, al pie de una montaña. En su cima, según dicen, habita el diablo. Desde allí custodia el hervidero en el que se convierte ese pequeño pueblo cada dos años, cuando se festejan los carnavales en su honor, evento convertido en patrimonio inmaterial cultural de Colombia que atrae turistas por centenares y, sobretodo, fiesta y alegría. A lo largo de cinco días los lugareños celebran la unión de dos pueblos antiguamente en disputa: indígenas y negros, los primeros pobladores de estas tierras colonizadas por españoles que solo una vez por año les permitían festejar. De mezclarse en las festividades, resultó este Carnaval del Diablo, símbolo del sincretismo cultural que refleja la cultura latinoamericana: mestizaje, placer y ansias de libertad.
Texto : Katalina Vásquez G.

 
© BluePhoto 2011 | Aviso Legal | Diseño | Desarrollo