Acceso Usuarios
facebook
Inundar el edén
Presa de ILISU, Valle del Tigris. Turquía.
El Gobierno turco está impulsando un faraónico Proyecto al Sureste de Anatolia, que prevé la construcción de 22 pantanos -algunos ya construídos- y 19 centrales hidroeléctricas en el valle del Tigris, como pretendido motor de desarrollo del país. La comunidad kurda, mayoritaria en esta zona, denuncia que el proyecto tiene la doble intención de dispersar a su pueblo a fin de diluir su identidad y acabar con su cultura.
La arqueóloga irlandesa, Maggie Ronayne, considera la obra, “Un arma de destrucción cultural masiva”.
La presa de Ilisu, es el segundo proyecto hidroeléctrico más grande del país, después de la presa de Ataturk y supondría el desplazamiento de almenos 80.000 personas, en su mayoría kurdos; inundaría 15 pueblos y más de 200 aldeas, además de la histórica ciudad de Hasankeyf, con sus 12.000 años de antigüedad y generaría serios problemas aguas abajo, en Siria e Irak. Existe una campaña internacional contra la presa de Ilisu, que denuncia la falta de consulta a los afectados, la negativa a considerar otras alternativas y el grave impacto medioambiental, social y cultural que acarrearía, así como un plan de realojo y compensación difícil de llevar a cabo en gran parte de los casos, por la falta de acreditación sobre la posesión de esas tierras.

 
© BluePhoto 2011 | Aviso Legal | Diseño | Desarrollo