Acceso Usuarios
facebook
Minoría Copta en Egipto
Marcos el Evangelista, posteriormente conocido como San Marcos, el autor del evangelio que lleva su nombre, se trasladó a Egipto hacia el año 43, unos 10 años después de la muerte de Jesucristo, donde fundó en la ciudad de Alejandría la primera iglesia cristiana del país. Podemos decir con certeza que el origen de la comunidad copta se remonta a los primeros años del cristianismo como religión. La palabra “Copto” proviene del griego “Αίγυπτος” que significa literalmente Egipto. Los coptos de Egipto forman la comunidad cristiana más grande en Oriente Próximo. Representan entre el 15 y el 20% de la población egipcia. Su número oscilaría alrededor de doce millones de personas. En términos geográficos, la comunidad copta no se concentra en determinadas regiones o ciudades. No obstante, un gran porcentaje de los coptos vive en el sur de Egipto, la región menos desarrollada del país, aunque en la actualidad la sede de la iglesia se ubica en El Cairo. Tras la invasión árabe, los coptos han sufrido de marginación, incluso de represión en ciertos momentos, al convertirse en una minoría, también vivieron otras épocas más cortas de tolerancia y harmonía con sus compatriotas musulmanes. En términos generales, la convivencia entre los cristianos y los musulmanes se puede calificar de pacífica. Sin embargo los últimos cuarenta años han sido los peores en la historia de la comunidad debido al incremento del integrismo religioso y la violencia. Como respuesta a estas corrientes integristas en la sociedad, los coptos se vieron obligados a aislarse en su comunidad y reducir su participación en la sociedad. Por otro lado, las políticas de opresión del régimen de Mubarak han el empeorado de las relaciones entre musulmanes y cristianos. Durante sus 30 años de dictadura se produjo la mayor parte de atentados contra los cristianos. Desde el comienzo de la primavera árabe se han quemado tres iglesias en Egipto como consecuencia de reyertas entre musulmanes y cristianos.Un colectivo de emigrantes coptos provenientes del alto Egipto en la década de los treinta del pasado siglo se afinco en cerca del monte al-Moqattam, y es el que hoy en día se encarga de la limpieza de la ciudad de El Cairo donde viven casi veinte millones de habitantes. Durante varias generaciones estos recogedores de basura han ejercido una labor vital para la ciudad de El Cairo aún siendo el colectivo más despreciado dentro de la sociedad egipcia, y lo más asombroso, a pesar de las pésimas condiciones de su trabajo, este colectivo recicla el 80 por ciento de los residuos que recoge, mientras que las empresas de basura apenas consiguen reaprovechar el 20 por ciento de la basura. Su labor es considerada como la operación más ecológicamente eficiente en el mundo.Una paradoja del lugar donde vive este colectivo es la Iglesia de la Cueva, o la Iglesia de San Simón El Curtidor. Se trata de una iglesia tallada en varias cuevas y es hoy una de las iglesias más famosas y visitadas del país. Es un oasis espiritual rodeado de montones de basura. El barrio de los basureros o “el zabbalín” en árabe egipcio nos enseña la otra cara de Egipto, El Egipto de los que lo limpian.

 
© BluePhoto 2011 | Aviso Legal | Diseño | Desarrollo